Tiempo de Ocio Ceuta

  • Diario Digital | miércoles, 21 de abril de 2021
  • Actualizado 01:46

Que no se diluya el debate de la igualdad por el de la plurinacionalidad

Que no se diluya el debate de la igualdad por el de la plurinacionalidad

Seguramente estas palabras no tengan tantas reacciones como las que han suscitado mis últimas declaraciones, declaraciones que han despertado distintas versiones del ser humano, pero creo que no sería ético para mí si no gritara al mundo y, sobre todo, si no exigiera a quienes tienen la responsabilidad de hacerlo, un pacto urgente contra el terrorismo de género. Que a día de hoy tengamos que seguir pidiendo una serie de medidas para luchar contra la violencia machista responde únicamente a la vergüenza de una sociedad que no ha sabido entender que la desigualdad no es casual ni algo puntual. 

Lejos de querer volver a dar lecciones sobre qué es la violencia de género y sobre que es insostenible que hayan sido asesinadas tres mujeres en menos de 24 horas y un bebé de ocho meses, sí quiero matizar que no es posible que nos revoloteemos más porque a Pablo Iglesias le hayan tirado un huevo. 

¿Nos están asesinando y no pasa nada? ¿Qué clase de sociedad somos cuando no somos capaces realmente de salir a la calle y decir basta ya de esta impunidad? ¿Para qué están nuestros políticos si no es para garantizar la seguridad? 

Y personalmente no conozco mayor seguridad que la que te hace sentirte en paz porque sabes que nunca nadie va a ser tan mezquino como para pensar que tu vida no vale nada y pretenda quitártela. 

No podemos pasar más tiempo sin que la justicia establezca mas acciones, pero sobre todo no podemos dejar para mañana, porque ya es tarde, que un padre condenado por maltrato pueda ver a sus hijos. Un hombre que controla a la mujer no podrá ser jamás un buen padre. Para controlar usaran cualquier medio, a los niños y a las niñas también, que no os quepa la menor duda. Por tanto, ¿a cuántos menores tienen que matar más para que el Gobierno reaccione? 

¿Cuántos menores tienen que seguir siendo presionados? ¿Cuántos menores tienen que seguir con miedo u ocultando sus emociones? 

Yo espero que ninguno más, por eso también exijo a los míos y lanzo un mensaje para Pedro Sánchez, mí secretario general. En el documento político de Madina, donde participamos muchas personas, se hablaba mucho de esta lacra y el papel que tenía que tener el PSOE. Pido que se respete el debate y que no se diluya en el congreso federal, puesto que al hacer una enmienda a la totalidad del documento original apenas se hace mención al tema. Que sí, que la plurinacionalidad, echarle la culpa a Zapatero de las derrotas electorales o blindar la Secretaría General  tienen su morbo, pero no estamos en política para ser estrategas, estamos para dar estrategias y no conozco mejor estrategia que la igualdad.