• Viernes, 21 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 06:42

¿Puede una ciudad desarrollar su industria turística sin tener un solo guía de turismo? ¿Quién puede pretender que trabaja para incrementar el Turismo si es el principal causante de que nadie pueda dedicarse a esta profesión?

La de guía de turismo es una profesión regulada. No sólo hay que tener una titulación y dominar al menos dos idiomas extranjeros, requiere imprescindiblemente una habilitación: un reconocimiento por parte de la administración que es quien termina autorizando el ejercicio de esta profesión.

Así está establecido también en Ceuta: están previstas unas pruebas de habilitación que permitirían, a quienes las superasen, acreditarse como guías de turismo y ejercer esta profesión. El problema es que NUNCA han llegado a convocar ni la primera prueba. El Gobierno de la ciudad, desde que recibió las competencias de Turismo en 1996, no ha habilitado a nadie. Por eso, en Ceuta no hay guías de turismo.

SÍ que hay personas con la titulación y los conocimientos necesarios que, además, quieren serlo. Pero los que dicen trabajar por el turismo en Ceuta, con su pasividad, no se lo permiten.

Siete años desfilando consejeros de Turismo y bien pagados gerentes de una sociedad municipal llamada “Servicios Turísticos” para seguir con todo un sector económico bloqueado. Campañas publicitarias y subvenciones dirigidas pero muy poco trabajo productivo. Quizá es que no ven negocio de por medio porque lo que desde Cs llevamos dos años exigiendo, no cuesta nada. Convocar unas pruebas y permitir a quienes resulten acreditados ofrecer sus servicios a agencias, turoperadores, cruceros, excursiones, etc… no supondría ningún coste para la ciudad.

Servicios Turísticos consume prácticamente dos millones anuales en lo que denominan promoción de nuestro turismo y el resultado es que, hoy por hoy, ni siquiera hay guías de turismo en las murallas reales, ni en la basílica, ni en los baños árabes, ni en la puerta califal ni en los museos de la ciudad. Ni siquiera en los propios Servicios Turísticos. Es un sin sentido: por incapacidad o pura pasividad, este Gobierno es responsable de que nadie pueda ofrecerse legalmente como guía de turismo en Ceuta.

Frente a la pasividad de este Gobierno, Ciudadanos no se quedará cruzados de brazos y ofrece a los ciudadanos interesados en esta profesión un asesoramiento que les permitirá obtener esa habilitación y posibilitarles su ejercicio profesional en Ceuta. Si no podemos contar con quienes tienen estas responsabilidades, actuaremos al margen de ellos pero no podemos permitir que jueguen con hombres y mujeres que sólo aspiran a convertir sus estudios en su profesión. Y en su ciudad.

Es cansino escuchar a este Gobierno hablar de los condicionantes estructurales de nuestra economía y de lo difícil que resulta incidir en la tasa de paro, particularmente en el paro juvenil. Suena a simples excusas porque los escasos resultados que tenemos simplemente son el fruto de su escaso trabajo. Justificaciones de su propia parálisis, porque son incapaces de abrir a la economía real lo que no depende de nadie más que de ellos, lo que está exclusivamente en su mano.

Ceuta no tiene guías de turismo porque el Gobierno no quiere. Tendrán que venir de otras partes.