Tiempo de Ocio Ceuta

  • Diario Digital | miércoles, 21 de abril de 2021
  • Actualizado 01:12

Rechazo del PP a un plan de choque económico para Ceuta

Rechazo del PP a un plan de choque económico para Ceuta

Desde Ciudadanos queremos mostrar nuestra incredulidad por lo sucedido en la presentación de la propuesta económica que esta formación ha realizado durante el transcurso del Pleno sobre el ‘Debate del Estado de la Ciudad’.

A pesar de que durante dicho debate se ha reconocido, incluso por el mismo Gobierno del PP, la evidencia del problema que tiene Ceuta con el paro y a pesar de que toda la oposición ha denunciado las profundas desigualdades sociales que ello genera en nuestra ciudad, de manera incomprensible el grupo popular se ha opuesto a la propuesta de elaborar un plan económico de choque para el desarrollo económico de las empresas de la ciudad, auténtico motor del crecimiento en cualquier economía occidental. Lo peor de ese rechazo ha estado en las peregrinas e increíbles razones que la consejera de economía Kissy Chandiramani ha puesto sobre la mesa como excusas.

En nuestra propuesta insistimos en desarrollar el sector privado empresarial para poder crecer y reducir el paro de manera real y no limitarnos al estancamiento actual y a la asfixiante dependencia que tenemos del Estado, dependencia que triplica la media nacional. Es evidente que no se pretende reducir una inversión estatal que es necesaria, sino aumentar el peso relativo de la actividad empresarial fomentando y posibilitando su crecimiento, porque el sector empresarial es el único que de verdad va a poder reducir el paro. A este respecto la consejera ha argumentado “¿Es malo que el Estado se preocupe de nosotros e invierta para que los servicios públicos sean iguales aquí que en el resto de España?”. A la vista queda la demagogia y el absurdo de esa pregunta retórica que siembra serias dudas sobre la capacidad de la señora Chandiramani para afrontar sus labores al frente de la Consejería de Economía.

En una tesitura similar, al defender la necesidad de dar a conocer nuestros atractivos fiscales para empresas de fuera, la consejera ha argumentado que eso ya lo hace PROCESA y que existe una guía fiscal para invertir en Ceuta, no diciendo sin embargo que a la vista de la situación del paro, PROCESA ha supuesto un absoluto fracaso como incentivo y ayuda al desarrollo y crecimiento empresarial, y que la guía referida, que se creó hace más de una década, tiene su actualización más reciente ¡Hace seis años!, y que nadie se ha preocupado por difundirla y divulgarla fuera de nuestra ciudad.

En cuanto a tratar de manera seria y contundente el atractivo de clientes de Marruecos y la península a través de las viejas problemáticas con la frontera y con el coste del barco, la consejera se ha limitado a decir que están en ello. Quizás debiera haber añadido que llevan dieciséis años en ello.

Por todo esto, seguimos sin saber la verdadera razón al rechazo a un plan de desarrollo y crecimiento empresarial diseñado por verdaderos expertos y profesionales y consensuado por todas las fuerzas políticas de la ciudad. La única explicación que se nos ocurre es la cómoda posición de los miembros del Gobierno que tienen cubiertas sus necesidades con las jugosas transferencias que les da el Estado. Pero, ¿y el futuro del resto de los ceutíes?

El Gobierno reconoce que no tiene la fórmula para combatir el paro, pero rechaza todo tipo de propuestas y saca pecho de la situación económica de la ciudad.

Incomprensiblemente, el Gobierno de la Ciudad se muestra reacio a todo tipo de propuestas, y da la sensación que se encuentra cómoda con la situación actual