• Domingo, 24 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 03:21

BANCO SANTANDER COMPRA EL BANCO POPULAR POR UN EURO

ADICAE exige al Santander ofrecer una alternativa a los pequeños accionistas y ahorradores del Popular

La operación de adquisición del Banco Popular por parte del Banco Santander supone la manifestación de la crisis aún no resuelta que sufre el sistema financiero español.

ADICAE, ‘Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros’, considera abusiva la operación por la que se entrega por un euro Banco Popular a Banco Santander, el cual se aprovecha de la indefensión de los pequeños accionistas en España para hacer negocio y ‘engordar’ a costa de los ahorros de decenas de miles de pequeños accionistas y titulares de deuda subordinada. “Lo que ha hecho el Santander es aprovecharse de la progresiva reducción de la competencia en el sector bancario español y dejar que sean los ahorradores quienes asuman las pérdidas sin que se haya dado ninguna alternativa”, explica la asociación.

Pese a que los depositantes del banco Popular tienen asegurados sus ahorros, los pequeños accionistas asumen la crisis perdiendo todo lo invertido. De los 300.0000 que forman el accionariado, el 30 % son pequeños accionistas.

La caída del sexto banco español ha supuesto que España sea el primer país en Europa que “estrena” el Mecanismo Único de Resolución (MUR), consecuencia de “la posición cerrada del Popular para el diálogo y para solucionar los problemas de los consumidores, como ya demostró con la crisis de las preferentes y cláusulas suelo, y evidencia el desdeñable trato a su clientela”, asegura ADICAE. De esta forma se demuestra la total desprotección de los pequeños ahorradores y que el MUR no constituye una garantía para los pequeños accionistas.

ADICAE exige al Banco Santander que establezca una alternativa para que los pequeños ahorradores no vean todo su patrimonio perdido. Una de las opciones es el canje de las acciones del Banco Popular por las del Santander. Aunque así los accionistas también asumirían pérdidas, de esta manera se constituiría una medida de justicia. De igual forma el Santander tendrá que abordar la resolución del abuso de las “cláusulas suelo” de decenas de miles de hipotecas del Popular, que hasta la fecha ha mantenido una de las posiciones más cerradas al respecto.

La asociación ADICAE ya advirtió en la última Junta General de Accionistas sobre la situación económica de la entidad y de la actitud pasiva de su Consejo . Además ha denunciado en reiteradas ocasiones que atenta contra sus propios clientes y que esta situación agravaba aún más sus problemas, lo que le podía llevar a ser absorbido por la competencia, tal y como ha ocurrido. Según destaca ADICAE, el Banco Popular recientemente realizó ampliación de capital pese a la dramática situación de sus cuentas y a sabiendas del riesgo que suponía para los nuevos inversores.

La caída del Banco Popular pone de manifiesto que la crisis del sistema financiero español aún no ha sido resuelta y que “habría que pedir a este sistema y al propio gobierno que huya de los triunfalismos a los que nos tienen acostumbrados y que hable claro a los consumidores”, como apunta Manuel Pardos, presidente de la Asociación.