• Jueves, 24 de Agosto de 2017
  • Actualizado 12:27

LOS INFORMES DEL AÑO 2015 YA SEÑALABAN LA SITUACIÓN EN QUE SE ENCONTRABAN LAS VIVIENDAS

El MDyC vuelve a exigir la inmediata reparación de las 317 viviendas de Loma Colmenar

Las reparaciones de los calentadores pendientes asciende a unos 52.000 euros, a los que hay que añadir humedades, acabados deficientes, canalizaciones y solería, entre otros.

Como ya había exigido en abril, el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) ha denunciado la inacción, la desidia y el abandono por parte del Ayuntamiento con los propietarios de las 317 VPO de Loma Colmenar, a quienes no se les repara los distintos desperfectos con los que se entregaron.

Los informes del año 2015, un año antes de su entrega a los inquilinos, ya señalaban la situación en que se encontraban las viviendas. A pesar de eso, no se hizo nada en aquel entonces. Sólo las reparaciones de los calentadores pendientes asciende a unos 52.000 euros, a los que hay que añadir humedades, acabados deficientes, canalizaciones, solería, etc.

Según apunta MDyC, como propietario de las viviendas, el Ayuntamiento debe hacerse cargo de estos desperfectos ya que la entrega de las mismas se ha producido en esa situación y los inquilinos no deben ser quienes que tengan que asumir dichas reparaciones puesto que entraron en las casas con esos problemas. “Es incomprensible que el Desgobierno del Sr. Vivas sólo apruebe un contrato menor para reparaciones por 50.000 euros, cuando ya se han presupuestado e iniciado la reparación de otras promociones por 35.000 euros, ¿con qué dinero va a afrontar la empresa la reparación de los 70 calentadores que faltan a esas familias?”, señala el partido de Fatima Hamed.

Los vecinos llevan habitando las viviendas más de 10 meses, y reciben como respuesta que “no se pueden ordenar las reparaciones solicitadas debido a la finalización del contrato con la empresa encargada de las mismas”. Según MDyC el contrato seguía en vigor, pero es la empresa la que no tiene capacidad financiera para hacer frente a las reparaciones.