• Jueves, 23 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 16:02

CEUTA REÚNE LAS CONDICIONES AMBIENTALES IDÓNEAS PARA EL ESTABLECIMIENTO DEL MOSQUITO TIGRE | PLAGA DEL PICUDO ROJO

Sanidad inicia el plan de vigilancia y detección del mosquito tigre

Colocadas 32 trampas en ocho puntos de la ciudad para recoger muestras periódicas hasta octubre, las cuales se enviarán a la Universidad de Zaragoza donde se analizaran.

 

Plaga del Picudo Rojo

​Por otro lado se sigue tratando y combatiendo la plaga del picudo rojo desde el 2009 para lo cual se le ha dedicado un presupuesto de 600.000 euros y en la próxima actuación se destinaran 200.000 euros, para una labor mas bien preventiva, ya que la plaga está prácticamente erradicada a lo largo de estos años

El consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad Emilio Carreira, ha dado cuenta al Consejo de Gobierno que el plazo de ejecución de la encomienda es de 12 meses que se hará a TRAGSA de acuerdo con el procedimiento aprobado para la realización de las mismas.

1200px-Aedes_Albopictus

Mosquito Tigre

Según fuente del Gobierno de Ceuta, la Consejería de Sanidad, ha recogido las primeras muestras en las trampas colocadas para el control del mosquito Aedes Albopictus, de acuerdo con el Plan Nacional de Control de Vectores al que Ceuta se adhirió el pasado año. Ceuta, como Canarias y Melilla, es una zona geográfica que está libre de mosquitos del género ‘Aedes’, que son los que pueden transmitir los virus de enfermedades como Dengue, Chikungunya y Zika. Sin embargo, reúne condiciones ambientales idóneas para su establecimiento. Es por este motivo por el que durante este año se están realizando acciones de vigilancia para detectar su presencia y poner en marcha programas de eliminación.

La jefa de Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad, Ana Rivas, ha explicado que en la ciudad se han colocado 32 trampas en ocho puntos, preferentemente en el puerto, cuyas muestras se recogerán periódicamente hasta el mes de octubre y se enviarán a la Universidad de Zaragoza,  donde se realizarán los análisis a cargo del experto Javier Lucientes, referente nacional en la materia.

Sanidad inició la vigilancia entomológica el pasado día 1, una tarea de control y prevención en la que colaboran el Servicio de Epidemiología del Área de Sanidad de la Ciudad Autónoma con la colaboración de Obimasa, empresa pública dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

Este tipo de mosquito se detectó por primera vez en España hace 13 años, concretamente en Barcelona, y su transmisión ha sido muy rápida por todo el país, especialmente el arco mediterráneo, vía transporte pasivo en vehículos. “De lo que se trata con este protocolo no es solo determinar si hubiera aparecido en Ceuta sino también si, en ese caso, pudiera tener una población estable, ya que en teoría en la ciudad se dan las condiciones idóneas para que hubiera establecido colonias. El protocolo también establece las pautas para la erradicación de esta especie invasora y que además es vector de determinadas enfermedades”, ha explicado José Luis Ruiz, biólogo de OBIMASA.