• Jueves, 24 de Agosto de 2017
  • Actualizado 12:22

LA POLICÍA NACIONAL HA DETENIDO A UN HOMBRE Y UNA MUJER EL PRIMERO POR AMENAZAS Y TENTATIVA DE HOMICIDIO Y LA SEGUNDA POR ENCUBRIMIENTO.

Detenido en el Príncipe el autor de los disparos fallidos a la cabeza de su victima

El detenido cuenta con un amplio historial de detenciones entre otras tenencia ilícita de armas, munición y explosivos, siendo la última en el año 2015 en la operación ‘CHACAL’

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de un individuo como presunto autor de los disparos a una persona el pasado sábado. Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde en la calle Agrupación Fuerte, cuando la víctima se encontró de frente con el autor de los disparos cuando se dirigía a rezar a la mezquita, momento en el que el detenido le saca una pistola de color plateada y amenazándole de muerte hace uso de ella y le dispara a la cabeza sin ser alcanzado.

El día anterior, la víctima se personó en la Jefatura Superior de Policía denunciando que, está siendo amenazado de muerte por parte de un individuo con el que coincide en la mezquita, y que en ese día volvió a amenazarlo con matarle en reiteradas ocasiones.

Por parte de la Policía Nacional se le da protección inmediata a la víctima ante la evidencia de que el denunciado pudiese llevar a cabo sus amenazas, desplegando un dispositivo en la Barriada Príncipe Alfonso, dado que se trata de un individuo con un amplio historial delictivo, en el que en varias ocasiones ha llegado a hacer uso de arma de fuego contra persona.

En la madrugada del lunes y tras un complicado despliegue ya que la zona está muy concurrida de gente por encontrarse en el mes del Ramadán, se localiza al reclamado que portaba una pistola de color plateada el cual al percatarse de la presencia de los agentes emprende velozmente la huida a pie haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes de parar siendo alcanzado en la zona de casas nuevas presentando una resistencia activa hacia los agentes empleando la fuerza con el fin de zafarse de los mismo, con la intención clara de burlar el principio de Autoridad, logrando finalmente reducirle.

La pistola que portaba no se le pudo ocupar desapareciendo favorecida por la multitud de personas quien en actitud agresiva y desafiante lanzaban piedras a los agentes en su afán de evitar la detención.

La investigación lleva a los agentes a la detención de una mujer por encubrimiento.

El detenido, que cuenta con 23 detenciones ha sido ingresado en prisión por orden de la Autoridad Judicial.