Tiempo de Ocio Ceuta

  • Diario Digital | Miércoles, 26 de Junio de 2019
  • Actualizado 22:09

CUCURULL: “UNA SOLUCIÓN DEFINITIVA PARA LA FRONTERA NECESITA EL ACUERDO ENTRE PAÍSES SOBERANOS”.

El delegado del Gobierno tomará dos medidas para “solucionar” la frontera y los MENAs

El delegado del Gobierno, “tomara medidas” si los empresarios del Tarajal no ponen orden en el polígono. También apela a Madrid para cambiar el Tratado de Schengen y firmar acuerdos sobre la repatriación de los MENAs.

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull
El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull
El delegado del Gobierno tomará dos medidas para “solucionar” la frontera y los MENAs

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, ha comparecido hoy frente a los medios, para explicar qué medidas se van a tomar para acabar con el caos en la frontera. Principalmente, las medidas se centraran en una mayor y mejor comunicación con el Estado y también con un duro control con los empresarios de los polígonos del Tarajal, que, según el delegado del Gobierno es el origen de las colas, avalanchas y descontrol que marcan a diario el paso fronterizo.

Primera medida

De esta manera, el delegado del Gobierno ha explicado que el nuevo paso del Tarajal II funciona “relativamente bien”. El problema de “las aglomeraciones y los problemas se siguen dando dentro de los polígonos”, dijo Cucurull visiblemente estresado. Él ha denunciado a los que parecen preferir el caos, y “ponen palos en las ruedas" en la gestión del comercio de la frontera. "Los incidentes que vemos son en buena medida responsabilidad de quienes están empeñados en enredar, en desviar los flujos de porteadores, en abrir y cerrar puertas, en poner palos en las ruedas para que esta problemática, difícil de resolver y con cuya gestión Marruecos también se está esforzando, no se pueda encauzar".

Cucurull, de hecho ha dicho que la semana pasada, ya había hablado con los propietarios de las naves de los polígonos del Tarajal, explicándole la importancia de tener un plan de seguridad para mantener “el orden en los polígonos”. Sin embargo, parece que no todos los empresarios han cumplido con las normas del delegado. "El cumplimiento de la ley no es voluntaria". El delegado dijo que si en 15 días los empresarios no cumplen con sus directivas de seguridad, él va a tomar “medidas”. A pesar de esto, el delegado no ha especificado concretamente que van a incluir “estas medidas” y a quien van a afectar, especialmente dado que de la gestión del comercio fronterizo dependen bastante las relaciones entre el reino Alauí y España.

Segunda medida

La segunda medida que va a tomar el delegado del Gobierno sería la de buscar ayuda de Madrid. Las “soluciones definitivas”, dijo Cucurull, “deben venir de acuerdos entre dos estados soberanos”. Lo que quiere Ceuta es que Madrid estudie la posibilidad de modificar el tratado Schengen. Cucurull opina que si hay modificaciones sobre el acceso sin visado a Ceuta que tienen los residentes de la provincia de Tetuán, pues entonces se acabará el efecto llamada del comercio fronterizo y permitirá a las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes controlar el flujo de personas. Desde luego, esta medida también afectaría a las familias ceutíes que quieren que sus trabajadoras del hogar acedan a Ceuta rápidamente para trabajar en sus domicilios.

Delegación también quiere que el estado alcance un nuevo acuerdo con Marruecos sobre los MENAs, cada vez más presentes en Ceuta y Melilla y a raíz del sentimiento de la inseguridad ciudadanía. Un acuerdo optimo, ha explicado Cucurull, sería la adquisición de recursos para escolarizar, integrar y alojar a los niños, un coste que, actualmente, tiene que aguantarlo la Ciudad. Otro pilar de este acuerdo sería que Marruecos dé su compromiso a repatriar menores cuyas familias estén plenamente localizadas e identificadas. Cucurull quiere también que España considere otras rutas de repatriación, entre ellos la posibilidad de entregar los niños no a la tutela de sus familias, sino al Estado marroquí. Mientras tanto, el delegado ha matizado que la obligación de Ceuta seria de seguir con su actual política, o sea de “detenerlos y ponerlos a disposición de las autoridades judiciales”. El delegado ha concluido su nota de prensa apelando a los ciudadanos y a la prensa de no criminalizar a todo el colectivo MENA. Es "injusto calificar a todo un colectivo de peligroso porque algunos generen problemas”.